Sobre mi

Mi nombre es Teresa Escudero. Soy  médica especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, he sido médica rural durante 7 años, he trabajado como voluntaria en Bolivia y Albania, y en los últimos años he estado trabajando como pediatra en la Comunidad de Madrid, en centros de salud de Coslada y Velilla de San Antonio. Hice la formación de doula en Nacer y Renacer, y una formación en coaching emocional en el Instituto Superior de Inteligencia Emocional.

Siempre he pensado que la enfermedad es un aviso de nuestro cuerpo para recuperar la salud, y siempre he creído en la capacidad del cuerpo de curarse a sí mismo, si se le daban los cuidados adecuados (básicamente reposo, cariño y ¡¡una buena alimentación!!!)
Desde que empecé a trabajar como pediatra la impresión de que los medicamentos debían utilizarse lo menos posible no ha hecho más que intensificarse. Por eso nació primero el blog y luego la web, para dar formación e información a las madres y padres que deseaban ser verdaderos agentes de salud para sus hijos.

Evidentemente esto ha provocado que sea una médica poco dada a prescribir medicamentos en general, y a valorar muy mucho cuándo el medicamento, o la prueba diagnóstica, o el análisis, podía hacer más daño que bien. Cuando he trabajado en el medio rural, mis pacientes mayores me llamaban cariñosamente :”La médica del agua”, pues era mi principal “receta” para la mayoría de sus males, además de darles mucho cariño, mucho contacto, y mucho tiempo para hablar (el trabajar en un pueblo de 300 habitantes me ha permitido ese lujo del que pocos médicos en el momento actual disfrutan).

Mi mayor aspiración es convertirme en mera consultora, porque nadie conoce mejor a su hijo que usted, y con un mínimo de formación, cualquier madre o padre puede tratar con éxito la mayoría de las enfermedades de la infancia.

A través de mi trabajo con los niños me metí en el mundo del puerperio, y al organizar en mi Centro de Salud una escuela de madres y padres, en el mundo del embarazo. Mi formación como doula me ha proporcionado una visión del parto mucho más sana y alegre que mi formación como médico. Ahora vivo el parto como un proceso fisiológico, que precisa tiempo e intimidad, y el embarazo como un momento de salud plena y vibrante. Espero seguir acompañando a las mujeres para que su embarazo y su parto sean lo que la Naturaleza ha dispuesto desde siempre: Un proceso saludable y feliz, un tiempo fecundo y hermoso, de autoconocimiento y empoderamiento para la mujer , y también para su pareja.

Recientemente he terminado el curso de Canto prenatal, una poderosa herramienta para trabajar tanto en el embarazo como en el parto y el puerperio. Os animo a descubrirla allí donde os encontréis, ¡creo que a este mundo le hace falta más música! (¿Se nota que adoro cantar?)

Como coach emocional aplico en la consulta y en todo mi trabajo, elementos de PNL, Gestalt y de la Escuela humanista, que promocionan el conocimiento de la propia valía y la superación de obstáculos para la consecución de objetivos.

Hace más de 4 años que practico el Reiki,tanto como auto tratamiento como para aliviar a otros, y puedo afirmar que esta terapia mejora claramente los síntomas depresivos y ansiosos, mejora la respuesta inmunológica en la terapia oncológica, y puede usarse como tratamiento en muchas enfermedades infantiles leves.

  ¡Pues esta soy yo! Ya me conocéis un poquito más.